Comprar un coche nuevo o arreglar mi coche actual

¿Eres de los que les pone nombre a su coche? Seas o no, está claro que el coche es un elemento básico en casi todas las familias. Un vehículo siempre supone una compra importante y a largo plazo, ya que esperamos que esté con nosotros durante un tiempo relativamente largo.

Sin embargo, los vehículos hoy en día son cada vez más sofisticados y a pesar de ser un producto caro, en el momento en que se pone en circulación su valor en el mercado baja considerablemente. Con el paso del tiempo los diferentes elementos de nuestro vehículo se van deteriorando y algunos se estropean. Las manillas de apertura de puertas, la pintura exterior, los neumáticos, son todos elementos que pueden necesitar ser reemplazados con los años.

Sin embargo, siempre surge la duda sobre si es recomendable invertir en la mejora y arreglo del coche o es mejor invertir en uno nuevo. Dependiendo del tipo de fallos o problemas que tenga tu coche, puede ser más recomendable una u otra opción. En el caso de la pintura del vehículo, puedes comprar pintura para coches y volver a pintarlo tú mismo o bien que tu taller encargue tu color para volver a pintarlo y tener un coche como nuevo.

Foto: Freepik

El coste de reparar tu coche o mejorarlo siempre será más económico que el coste asociado a comprar un coche nuevo.

Un buen acondicionamiento para un coche que está en buen estado de conservación puede hacer que el vehículo dure mucho más tiempo y no sea necesario adquirir uno nuevo, el coste de reparar tu coche o mejorarlo siempre será más económico que el coste asociado a comprar un coche nuevo. Por suerte, hoy en día hay un número importante de empresas especializadas en la reparación y rehabilitación de vehículos que consiguen resultados espectaculares a unos precios muy razonables.

Por otra parte, gracias al avance que se ha producido en los últimos años en las opciones de financiación para comprar un vehículo nuevo si optas por renovar tu vehículo puedes encontrar fórmulas de financiación muy interesantes tanto en tu concesionario como en las entidades financieras. Además, puedes optar por moverte en diferentes rangos de precios para vehículos de gama media y baja, ya que, aunque se trate de un coche de gama baja su nivel de equipamiento suele ser mucho más avanzado que hace unos años.

Tanto la reparación de tu coche como su sustitución por uno nuevo es una decisión muy personal en la que tienes que valorar diferentes factores y variables, pero siempre teniendo en cuenta cuáles son tus necesidades y el uso que quieres darle a tu principal medio de transporte. De hecho, en los últimos tiempos se ha puesto de moda incorporar innovaciones en coches clásicos o con cierta antigüedad dándole un aire y un aspecto totalmente renovado. De esta forma, es como volver a estrenar vehículo y la inversión que realices dependerá de lo que quieras gastar y del nivel de los cambios que quieras incorporar. Agradecemos la colaboración de los editores de Millor en Catala para la redacción de este artículo.

Imagen de Portada / Freepik

Post Comment

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.