¿Cuándo debemos acudir a un abogado experto en divorcios?

El matrimonio en España era un estado permanente que, sólo se podía deshacer por el fallecimiento de uno de los contrayentes. Fue en tiempos de la II República española, cuando apareció la primera Ley de divorcio en nuestro país. Posteriormente fue abolida en 1939 y recuperada nuevamente en 1981, pudiendo contar con los servicios de un abogado de divorcios, abogadoenalcala.com/divorcios/

Entre los principales requisitos que se decretaban se encuentran: mantenerse separados al menos un año sin vivir juntos, solicitar la separación judicial, mantenerse separados de manera judicial un año, más otro sin convivir. De este modo debían pasar dos años sin vivir en pareja más otro de separación judicial. Este normativa cambió en el año 2005, quedando el tiempo mínimo de matrimonio para poder solicitar el divorcio en tres meses.

¿Cuándo debemos acudir a un abogado experto en divorcios?

¿En qué se diferencia el divorcio de mutuo acuerdo del divorcio contencioso?

En caso de tratarse de un divorcio de mutuo acuerdo, la figura del abogado se hace imprescindible para analizar debidamente los pactos y posibles concesiones que la pareja haya acordado. Este hecho se ha de realizar antes de presentarse ante el abogado experto en divorcios, quién les aconsejará en la elaboración del denominado convenio regulador. En el caso contrario, es decir, que no exista un acuerdo entre ambas partes, tendrá lugar un divorcio contencioso. Ante esta circunstancia, el abogado revisará y analizará las opciones que más interese a su cliente, así como a los niños que pudieran existir dentro del matrimonio. De este modo será un juez el que se encargue de establecer las medidas de manera parcial para ambas partes.

¿Cómo influye la figura del abogado experto en divorcios?

Contratar los servicios de un abogado de tales características, nos supone, mantenernos permanentemente informados sobre los posibles acuerdos que pudieran resultar más beneficiosos para ambas partes. Este profesional de la abogacía podría impedir que el proceso judicial, se convierta en una pesadilla, dando origen a una demanda de divorcio contencioso. De esta manera, alcanzado un mutuo acuerdo, el cual resultará más amigable y rápido, se acortará el tiempo de tramitación judicial. Igualmente conseguir un mutuo acuerdo, resulta mucho más económico que, tener que actuar bajo las normativas de un divorcio contencioso.

¿Qué ocurre con los niños habidos en el matrimonio?

Una vez tomada la decisión de optar por el divorcio, debemos prestar especial atención a un tema muy delicado como son los hijos habidos en el matrimonio. Para asegurar el bienestar y el futuro de los hijos existen dos posibilidades:

Custodia compartida

Custodia en exclusividad de un solo conyugue

La primera de ellas deberá establecer de qué forma se repartirá el tiempo para cada cónyuge. Este tiempo se podrá ver representado en semanas, quincenas, meses, bimestres, trimestres, etc. Asimismo, desde el punto de vista del abogado, los periodos semanales es la opción más adecuada y aconsejable para mantener el bienestar y confort de los hijos. Igualmente la custodia compartida se encargará de evaluar la situación económica en que se encuentren los padres. De esta manera se establecerá una cantidad proporcional, en función de los ingresos que reciba cada cónyuge, para cubrir los gastos y necesidades de cada niño.

Por su parte, si tiene lugar la custodia en exclusividad o individual, se debe tener en cuenta dos factores importantes:

Régimen de visitas

Estas deben facilitar que los hijos se puedan relacionar y tratar de manera normal con su progenitor. Este hecho es imprescindible, ya que cubre a su vez dos derechos u obligaciones: uno por parte del padre o madre, y otro por parte de los hijos; disfrutar de un régimen de visitas, en el cual se facilita esta necesidad familiar.

Pensión de alimentos

En esta faceta, se estudia el importe que se deberá aportar para cubrir la necesidades de los hijos. Dicho importe lo decidirá el consejo general de poder judicial, de manera orientativa, ya que solamente cuentan los ingresos y no otros factores, como los gastos de los hijos o de los padres.

Es importante acudir también algún tipo de asesoría, como Promodisa que nos aborde el tema de las tributaciones a desgravar o a pagar al estado, ya sea por el pago de las dietas a menores, la separación de bienes, o cualquier otro tipo de pagos que se tenga que realizar a la administración una vez logrado el divorcio total.

Post Comment

Los datos que proporciones serán tratados por Blog Emprende Media como responsable de esta web. La finalidad de la recogida de estos datos se realiza solamente para responder a tu consulta. Estos datos estarán almacenados en los servidores de Axarnet Comunicaciones S.L., situados en la Unión Europea (política de privacidad de Axarnet Comunicaciones S.L.). Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a hola@blogemprende.es. Puedes consultar la información completa y detallada sobre privacidad en nuestra política de privacidad.