Fernando Rodriguez Acosta identifica los tipos de inversores para emprendedores

El empresario e inversor español Fernando Rodriguez Acosta nos ayuda en la identificación de diferentes tipos de inversores, que pueden actuar sobre startups o proyectos emprendedores. Esta clasificación se diferencia principalmente de la cantidad económica a invertir, el momento en el que aparece el inversor y las características particulares de dicha inversión

Fernando Rodriguez Acosta empieza por el Seed Capital o FFF

Fernando Rodriguez Acosta identifica como inversores iniciales los designados en las 3F (FFF – Family, Friends & Fools, algo así como Familia, Amigos y gente a la que “Convencemos” en tono de broma).

Son los que ofrecen el Seed Capital o inversión de siembra, de inicio, gente cercana a nuestro proyecto emprendedor o idea de negocio, que con pequeñas cantidades de dinero nos ayudan a un impulso inicial.

No obstante, Fernando Rodriguez Acosta advierte que el Seed Capital, si bien suele venir desde este tipo de inversiones, no es la única forma de obtenerlo.

El tipo de inversión Family Office

Este tipo de inversión es el que se identifica en grupos familiares o profesionales encargados de gestionar el presupuesto de estos grupos, destinado en una pequeña proporción al total a startups y proyectos de riesgo.

Es decir, que una inversión Family Office es aquella que deriva de este tipo de patrimonio, pero que no supone más que una mínima parte del resto de inversiones que realiza, por lo general con mucha más fiabilidad.

Como en todas las inversiones, el factor riesgo puede ser decisivo en el futuro de la rentabilidad de estas operaciones, aunque al utilizar una mínima parte del patrimonio, hay más posibilidades de alcanzar un éxito económico que de perder un presupuesto importante.

inversor español Fernando Rodriguez Acosta
Foto: Pexels

Fernando Rodriguez Acosta y su perfil Business Angels

El inversor Fernando Rodriguez Acosta se identifica con la categoría de Business Angels. Este tipo de inversor es aquél que invierte en proyectos iniciales con cantidades de entre 30.000 y 50.000 euros, con el fin de asentar las bases del éxito del negocio.

Los Business Angels pueden ser tanto particulares como grupos de inversores. Su nombre es bastante obvio. Ofrecen la cantidad de inversión necesaria, para que un proyecto pueda iniciarse, algo que en las primeras fases casi parece “un milagro”, de ahí la referencia religiosa.

Si bien el tipo de Business Angels es poco usual, en España inversores como Fernando Rodriguez Acosta están consiguiendo dar mayor notoriedad a este tipo de inversión, con el fin de que sea tan asiduo como en otros países, siendo Estados Unidos la principal referencia en el sector.

La importancia del Venture Capital

En la mayoría de ocasiones vinculamos la necesidad de una inversión con una startup o proyecto emprendedor que acaba de iniciarse o que, incluso, todavía no ha comenzado a funcionar comercialmente.

Sin embargo, el Venture Capital es igual de importante y merece una atención dedicada, porque es en muchos casos la explicación económica de cómo algunas empresas han conseguido llegar a la cima en la que están actualmente encabezando su sector.

Venture Capital es la inversión realizada sobre empresas y startups que ya tienen un tiempo de trayectoria e, incluso, se les considera que han madurado todo lo que podrían haberlo hecho en los planes de crecimiento iniciales. Esta inversión tiene como objetivo permitir que estas empresas sigan creciendo, expandiéndose y alcanzar un nuevo nivel en el sector en el que realizan negocios, para competir contra rivales más fuertes o, en algunos casos, incluso para liderar ese sector.

En estas situaciones las cifras alcanzan a veces 1 millón de euros y son los Fondos de Inversión los encargados de identificar a las empresas que pueden ofrecer mayor rentabilidad potencial con esta inversión, gracias a las famosas “rondas”, que cada vez se celebran con mayor asiduidad en España.

La inversión en Capital Riesgo

Aunque Venture Capital es una modalidad de Capital Riesgo, no es la más conocida. Fernando Rodriguez Acosta explica que en algunos países, entre ellos España, el Capital Riesgo se relaciona con las inversiones realizadas sobre empresas ya consolidadas que no cotizan en Bolsa.

La diferencia con el Venture Capital es que este tipo de Capital Riesgo, al que además se le denomina como Private Equity, está enfocado a empresas y compañías, en lugar de a proyectos emprendedores o startups.

Esta diferenciación no significa siempre una inversión económica de menor o mayor cantidad, aunque en muchos casos sí que suele ser superior a las solicitadas o consideradas necesarias en el Venture Capital para emprendedores.

inversor español Fernando Rodriguez Acosta
Foto: Pexels

Fernando Rodriguez Acosta nos habla de unicornios y dragones

El inversor Fernando Rodriguez Acosta nos emplaza hacia la mitología fantástica para recordarnos que en el mundo inversor hay dos figuras curiosamente identificadas como unicornios y dragones.

Sin embargo, estos seres de fantasía no identifican a un tipo de inversor, sino a un resultado buscado por esos inversores. Como resulta lógico, la relación de este concepto con el nombre de animales inexistentes, deja patente lo difícil que resulta encontrarlos. Pero no es imposible.

Los dragones son las startups que superan los 1.000 millones de dólares y que, por tanto, son capaces de devolver a sus inversores todo el capital que invirtieron originalmente, además de garantizarles la rentabilidad de dicha inversión.

Como en la mitología, los dragones son animales difíciles de encontrar y casi imposible de identificar en sus inicios. Sin embargo, los inversores que apoyaron proyectos como Facebook o como WhatsApp, tuvieron la suerte o el acierto de encontrarlos.

Los unicornios son aquellas startups que han conseguido una valorización de 1.000 millones de dólares, sin ni tan siquiera haber salido a Bolsa. Twitter es el caso más conocido, aunque hay otros unicornios más entre nosotros como Pinterest, Slack o Xiaomi.

Para los inversores, poder entrar en este tipo de proyectos es, efectivamente, como encontrar un unicornio, que puede conducirte al mayor éxito financiero. Para los inversores interesados en buscarlos, el sector tecnológico es su hábitat natural.

Post Comment