¿Imagen de marca en etiquetas personalizadas? Una de las tendencias más rentables del momento

Antes de lavar cualquier tipo de prenda se debe de echar un vistazo a las instrucciones que figuran en la etiqueta, para evitar que la podamos llegar a estropear. En esta etiqueta puede aparecer la temperatura máxima a la que la prenda se puede lavar, si se puede secar en secadora, si tan solo se puede lavar en agua fría, o si admite agua caliente, o cualquier otro tipo de consideración de importancia.

El problema es que raramente la leemos. Y esto tiene su razón de ser: las lavadoras que ahora mismo encontramos en el mercado han sido diseñadas con programas especiales que les darán el máximo mimo a nuestras prendas, disminuyendo la posibilidad de que puedan estropear la ropa, incluso aunque hayamos elegido un modo que no es el adecuado.

Precisamente es de aquí de dónde surge la idea de poder aprovechar este espacio que nos dejan las etiquetas para otros usos, como puede ser para publicitar un producto, un servicio, o directamente una marca.

En este punto habrá que tener en cuenta el tamaño del ítem en el que se vaya a integrar la etiqueta: es lógico pensar que cuanto más pequeño, más pequeña tendrá que ser la etiqueta. Esto también nos indica que el logotipo debería de ser más pequeño, por lo que debería de ajustarse correctamente sin que se pierda calidad durante el proceso.

Ya no hace falta ir a la típica imprenta física a solicitar este tipo de servicio; empresas como Wunder Fashion operan de forma online con el objetivo de facilitarnos al máximo la labor. De esta manera, el empresario tendrá la posibilidad de crear su propia etiqueta sin avanzados conocimientos, y en mucho menos tiempo de lo que se cree.

Foto: Pixabay

¿Por qué deberías de apostar por las etiquetas personalizadas para extender tu imagen de marca?

Aprovechamiento de espacio “muerto”

Como ya hemos visto anteriormente, son muy pocas las personas las que tienen en consideración lo que dicen las etiquetas, por lo que podemos sustituirlas por unas más atractivas con el logotipo de la marca, o con cualquier otro elemento que tenga capacidad para poder representarla.

Eso sí, es importante tener en cuenta que hay que dar forma al diseño para que quede lo más atractivo posible. Si se parece peligrosamente a una etiqueta de la ropa al uso, probablemente pasará desapercibida.

Mínima intrusión

Existen estudios que aseguran que muchas de las técnicas publicitarias agresivas que existen son poco efectivas, ya que hacen que el usuario pierda el interés prácticamente desde el primer momento.

La publicidad que se sitúa en las etiquetas de ropa es mínimamente intrusiva por lo que, a la larga, es mucho más interesante y no agobia al usuario.

Amortización

Además, estamos hablando de una estrategia bastante económica, por lo que la inversión en ella no tarda en ser recuperada.

Por todas estas razones vale la pena apostar por las etiquetas personalizadas como medio para extender la imagen de marca.

Imagen de Portada / Pixabay

Post Comment

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.