¿Por qué es importante conocer el flujo de efectivo de una empresa?

Tener un buen negocio o solicitar algún tipo de préstamo indudablemente le traerá como resultado obtener dinero rápido en su cuenta.

Conocer la capacidad que tiene una empresa de generar efectivo también le producirá grandes beneficios.

Para lograr esa finalidad es indispensable, entre muchas cosas, mantener en estado óptimo el flujo de efectivo puesto que las consecuencias positivas que derivan al saber qué es, son extraordinarias. Básicamente se debe porque funciona como un indicador de la liquidez del negocio.

En este sentido, comencemos explicando en qué consiste el flujo de efectivo.

Flujo de efectivo

En algunas oportunidades es posible escuchar el término “flujo de caja” al referirse al flujo de efectivo. Si llegase a ocurrir no existe ningún motivo para alarmarse o preocuparse puesto que ambas denominaciones significan lo mismo.

De esta manera, el flujo de efectivo o flujo de caja se conoce por ser el cambio que se produce en la entrada y salida de efectivo durante un lapso preciso.

O sea, también podemos definir el flujo de efectivo como la agrupación o amontonamiento de activos líquidos en un tiempo fijado.

Foto: Freepik

¿Qué son los activos líquidos?

Los activos líquidos son aquellos que cuentan con la posibilidad de transformarse en poco tiempo en dinero en efectivo. Se consideran así siempre y cuando no pierdan valor y, aún cuando son bienes sin poseer postergación, quepa la oportunidad de convertirse en efectivo.

Estado de flujo de efectivo

Con base al Plan General Contable, no hay mejor manera de examinar minuciosamente el flujo de efectivo a través del conocido Estado de flujo de efectivo. Por medio de él es posible conseguir datos e información que guardan relación con los ingresos y egresos de efectivo en un tiempo determinado.

En consecuencia, conocer correctamente el flujo de efectivo de cualquier empresa le concederá a los acreedores, administradores, inversionistas, entre otros, un conjunto amplio de información significativa para continuar o llevar por buen camino el negocio.

Al analizarlo se logrará:

  • Valorar la facultad con la que cuenta la empresa de crear flujos de efectivo positivos.
  • Hacer más fácil la fijación de necesidades de financiación.
  • Saber cuál es la capacidad de la empresa para cumplir con cada una de las obligaciones contraídas.
  • Simplificar los trámites internos del control presupuestario del efectivo.

Tipos

Existen tres tipos de flujo de efectivo que se diferencian según el origen de la actividad, es decir, de dónde provienen.

  1. Por actividades de financiación

Consiste en los cobros que derivan de la adquisición por terceros, títulos o valores emitidos por la misma empresa.

Asimismo, se relaciona con la compra de recursos concedidos por terceros o entidades de financiación. También en modo de préstamo, como por ejemplo un crédito sin intereses de kreditos247.es, o de otra herramienta financiera.

  1. Por actividades de inversión

Tiene que ver con lo pagos donde el origen de los mismos sea de activos no corrientes, activos no colocados en el efectivo al igual que otros activos líquidos equivalentes.

  1. Por actividades de explotación

El flujo de efectivo de estas actividades nace de la fuente de ingresos más significativa de la empresa. A ellos se suman los derivados por actividades que no encajan en las de financiación o inversión.

Imagen de Portada / Freepik

Post Comment

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.