El saldo de las cuentas abandonadas, el gordo de la lotería para los proyectos de igualdad social

Aunque puede sorprender que alguien se olvide de que tiene dinero en un banco, es algo que sucede más de lo que creemos. Concretamente, los datos revelan que la cantidad que quedó enterrada en cuentas bancarias abandonadas en 2016 fue de 24,4 millones de euros. Y alargando la tendencia a los últimos 10 años, la cifra asciende a 150 millones, según datos del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas.

Pero ¿qué sucede con este dinero? ¿Por qué han sido abandonadas estas cuentas bancarias en los bancos? Los expertos en finanzas de HelpMyCash.com explican que para que una cuenta sea clasificada como tal, debe haberse mantenido inactiva durante 20 años consecutivos. Y aunque digamos cuentas, realmente esto se aplica a cualquier producto bancario, desde los mencionados saldos en cuentas a acciones, fondos de inversión, valores de renta fija o derechos económicos.

¿Es posible que tenga una cuenta abandonada y me quiten el dinero?

La mayoría de las cuentas olvidadas en entidades bancarias pertenecen a fallecidos que han muerto sin descendencia ni testamento, por lo que nadie ha heredado la cantidad que había depositada en ellas. También suelen pertenecer a emigrantes o extranjeros que partieron de España sin cerrar las cuentas.

Sin embargo, no es necesario que una persona haya extinto o se haya ido del país para que una cuenta bancaria se considere abandonada y el dinero acabe en las arcas de Hacienda. Lo cierto es que los bancos no tienen todos los datos sobre los titulares de sus productos, por lo que desconocen el estado de la persona a la que corresponden los fondos de una cuenta inactiva.

Foto: Pexels

Cuando se detecta un producto bancario a la deriva, el banco está obligado a tratar de ponerse en contacto con el propietario. Si no hay respuesta, el siguiente paso será la publicación en el BOE (Boletín oficial del Estado) del cambio de propiedad de estos fondos, del dueño al Estado. En este momento se abre el plazo para que el propietario reclame su dinero, será la última oportunidad para recuperarlo.

¿Dónde acaba el fondo de estas cuentas? 7 millones destinados a una causa social

En el caso de que nadie reclame el dinero de la cuenta tras el proceso de aviso, el saldo pasará a manos del Estado, tal y como queda establecido en el artículo 18 de la Ley 33 /2003 del Patrimonio del Estado. Hasta hace un tiempo, los millones recuperados con estas cuentas abandonadas recaían directamente a las arcas del Ministerio de Economía.

Sin embargo, en el año 2015, Hacienda modificó el destino de estos fondos de manera que se dirigiesen al Real Patronato sobre Discapacidad. Este organismo perteneciente al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad es el encargado de promover la existencia de mismas oportunidades laborales para todos los ciudadanos.

Para conseguir este objetivo, la actual ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, ha anunciado que siete de los millones pertenecientes a estos productos financieros olvidados se destinarán a ayudas de formación para estudiantes con discapacidad, las cuales se espera que entren en vigor para este próximo curso 2018-2019.

Imagen de Portada / Pexels

Post Comment