Seleccionar página

Como hacer el mantenimiento de edificios

Como hacer el mantenimiento de edificios

Los edificios suelen estar sometidos al paso del tiempo como ocurre con los elementos que lo componen. De hecho, es importante hacer una revisión continua de todos los aspectos de los edificios para evitar accidentes y problemas.

Unos de los aspectos que marca la ley en relación con las comunidades de vecinos es que se requiere de una ITE (Inspección Técnica de Edificios) con cierta frecuencia.

De hecho, el mantenimiento de edificios implica hacer una revisión exhaustiva de todos sus elementos para asegurarse de que están en buen estado y no requieren de alguna sustitución.

En este sentido, es necesario inspeccionar el estado de los edificios con regularidad para prevenir cualquier desperfecto.

Aspectos a tener en cuenta en el mantenimiento de edificios

Habitualmente una avería en una comunidad de propietarios suele tener consecuencias indeseadas, no solo por los riesgos que puede suponer para los vecinos sino porque implica un gasto añadido para todos los integrantes de la comunidad.

Precisamente, por eso, desde las Comunidades Autónomas habitualmente se exige hacer una inspección técnica de edificios que asegure que todos sus elementos se mantienen en buen estado.

¿Quién debe realizar estas inspecciones?

Generalmente, las inspecciones de edificios suelen hacerlas profesionales especializados en las diferentes áreas dentro de la edificación. Se tratará de un trabajo conjunto de varios especialistas en cada materia.

Los electricistas, fontaneros, albañiles, etc. tendrán que revisar los diferentes elementos para asegurarse de que no presentan ningún problema. No obstante, suelen ser empresas que ofrecen servicios generales las que se encargan de estas tareas.

Estas empresas cuentan con profesionales en todas las áreas que actúan de forma coordinada para conseguir una exhaustiva revisión de la edificación.

¿Qué áreas se deben revisar?

Las zonas de los edificios que deben supervisarse con variadas, pero habitualmente es necesario revisar las áreas públicas o comunes del edificio. Es decir, será necesario comprobar las zonas de garaje y trastero, la entrada del edificio, portal y escaleras, balcones y terrazas, etc.

Todas estas zonas deben estar en perfecto estado, ya que son zonas de mucho tránsito y es habitual que cada día pasen muchas personas por ellas.

Otra de las zonas importantes que hay que revisar en una inspección es la relativa a la fachada del edificio. Es importante revisar el estado de la cubierta, la fachada y todos los elementos externos.

La revisión e inspección de edificios es un aspecto fundamental en cualquier comunidad y no debe pasarse por alto. Esto es debido a que habitualmente se trata de una actividad que puede garantizar la tranquilidad para los vecinos o miembros de la comunidad.

Es importante que al menos una vez al año se hagan este tipo de comprobaciones. En algunos edificios que tienen cierta antigüedad es posible que las inspecciones haya que hacerlas con más frecuencia reduciendo el tiempo entre una y otra.

Serán los administradores los responsables de localizar la mejor empresa de servicios que pueda hacer estas verificaciones e inspecciones y entregar el informe correspondiente para demostrar que todo está en orden.

Sin duda, se trata de un tema relevante al que se debe prestar la debida atención en las comunidades de vecinos.

Publicidad

Ad Block

Branded Content

Ad Block

Publicidad

Banner 300x600

Publicidad

300x250

Publicidad

Banner 320x50

Publicidad

300x250