Seleccionar página

Concurso de acreedores personal

Concurso de acreedores personal

La crisis económica que se ha vivido en los últimos tiempos ha provocado situaciones complicadas para muchas familias que han tenido que pasar por un concurso de acreedores personal.

Estas situaciones se producen cuando una familia se declara insolvente para afrontar sus deudas y solicita un concurso de acreedores. La normativa en esta materia ha cambiado sustancialmente, de forma que antes se liquidaban los bienes del deudor hasta cubrir la deuda. Si el importe de los bienes no cubría el importe total de la deuda, quedaba pendiente de pago.

Sin embargo, la Ley de segunda oportunidad ha supuesto un cambio importante en este concepto, ya que ha dado lugar a que sea posible para los deudores liquidar parte de la deuda con los bienes y se puede condonar una parte importante de la deuda restante. De esta forma, se otorga algo más de margen a las familias deudoras que pueden reestructurar su vida tras la nueva situación.

Existen empresas que pueden asesorarte sobre cómo gestionar estos concursos de acreedores, como es el caso de Kubo Legal que puede ofrecerte información y asesorarte sobre la mejor forma de afrontar esta situación.

Cómo puedo solicitar este concurso

Si te encuentras en una situación de deudas y no sabes cómo afrontar el pago, en pocos pasos puedes declararte como insolvente y entrarás en concurso de acreedores. La reunificación de deudas en muchos casos también puede servirte para reducir tu carga financiera.

Si quieres declararte en concurso de acreedores, lo primero que tienes que hacer es tratar de llegar a un acuerdo con los acreedores. Este acuerdo se debe de hacer ante notario. Con la ayuda de un mediador concursal se establece un acuerdo y un plan de pagos a los acreedores.

En caso de que el acreedor no esté de acuerdo con este plan el deudor puede solicitar el concurso de acreedores. Para solicitar el concurso de acreedores es necesario que hagas una instancia en la que incluirás información sobre el listado del dinero y los bienes de que dispones, así como la renta que recibirás en un futuro. De igual forma, en este documento tendrás que incluir los acreedores y las cantidades adeudadas a cada uno.

El plazo medio que se tarda en obtener la declaración del concurso es de dos semanas desde su solicitud. Si se acepta la declaración, se paralizará cualquier acción encaminada al cobro de deuda y los embargos. Será necesario designar a un administrador concursal y se realiza la negociación.

En caso de acuerdo se concreta el plan de pagos y en caso de que no, se realiza una liquidación y el administrador tendrá que presentar un plan de venta para los activos del deudor que servirán para liquidar la deuda.

El importe que puedes acordar dependerá en gran medida de los acreedores y lo que estén dispuestos a aceptar. Puede que cubras con tus bienes la mitad de la deuda y se acuerde un plan de pagos mensual para el otro 50 %. Esto solo es posible si los acreedores que firman el acuerdo representan al menos el 50 % de la deuda.

Esperamos que con esta información tengas todos los datos necesarios para saber cómo declarar un concurso de acreedores.

Publicidad

Ad Block

Branded Content

Ad Block

Publicidad

Banner 300x600

Publicidad

300x250

Publicidad

Banner 320x50

Publicidad

300x250