Seleccionar página

¿Cuánto sabes de asientos contables?

¿Cuánto sabes de asientos contables?

Los asientos contables son necesarios en el funcionamiento diario de cualquier empresa para tener un registro de todas las actividades económicas relativas a la empresa y su situación patrimonial

Aprender a realizar ejercicios de asientos contables es esencial para cualquier persona que quiera realizar tareas contables en su empresa. Para aprender el método de hacer estos asientos contables es fundamental conocer la teoría que hay detrás de ellos, así como realizar diversos ejercicios en los que se pondrá en práctica lo aprendido. En el caso de querer aprender o mejorar los conocimientos de asientos contables se puede acceder a esta web, donde hay muchos ejemplos de asientos contables resueltos.

Tipos de asientos contables

En primer lugar, es importante conocer qué tipos de asientos contables hay, ya que según lo que se tenga en cuenta pueden diferenciarse distintas clases.

Asientos contables según su forma

Los asientos contables según su forma se dividen en dos tipos , los asientos contables simples y los asientos contables compuestos.

  • Asientos contables simples. En los asientos contables simples sólo intervienen dos cuentas contables, una en la que consta el debe y la segunda en la que se encuentra el haber.
  • Asientos contables compuestos.En el caso de los asientos contables compuestos, intervienen más de dos cuentas a diferencia de los simples. En los compuestos pueden existir más cuentas en el debe y en el haber.

Asientos contables según su fondo

En este caso, los asientos se dividen en varios grupos entre los cuales están:

  • Asiento de apertura. Es el asiento con el que se inicia la contabilidad del ejercicio, cuando la empresa en cuestión ya estaba desarrollando su actividad el año anterior. En este asiento deben aparecer todas las cuentas contables con el saldo disponible al cerrar las cerrar las cuentas después de finalizar el ejercicio previo.
  • Asiento operativo. Los asientos operativos se refieren a la contabilidad de todas las operaciones realizadas durante el desarrollo del funcionamiento habitual de la empresa.
  • Asiento contable de ajuste. Esta serie de asientos se realizan al finalizar el año y son habituales en las operaciones de cierre del ejercicio. Suelen ser necesarios para hacer determinados ajustes.
  • Asiento de regularización. Con este asiento se pretende saldar las cuentas del grupo de gasto y del grupo de ingreso, obteniendo el balance final el cual puede reflejar un beneficio o una pérdida económica.
  • Asiento de cierre. Este asiento es el último en realizarse ya que con él se cancelan todas las cuentas contables.

¿Qué se debe saber para realizar asientos contables?

Obviamente, para poder realizar cualquier tipo de asiento contable es necesario conocer la teoría que hay detrás, como se comentaba al inicio. Pero se podría decir que hay determinados puntos importantes que se deben tener muy claros para realizar con éxito estos ejercicios.

Conocer bien el debe y el haber

Tener una idea clara y concisa del significado que tienen el debe y el haber en este caso es fundamental ya que realizar cualquier tipo de actividad relacionada con la contabilidad implica colocar importes en la cuenta correspondiente, en este caso la cuenta de debe o la cuenta de haber.

  • Concepto de “debe”. Cualquier tipo de ingreso y débito se tiene que anotar en la parte del debe, esto significa que se está cargando o debitando.
  • Concepto de “haber”. Todos los gastos o créditos hay que anotarlos en la sección del haber, significando esto que se está abonando o acreditando.

Una vez conocidas las definiciones de los términos debe y haber, es el momento de saber en qué lugar se colocan para realizar cualquier asiento contable.  Estos ejercicios se realizarán en una cuenta, la cual se denominará con una T, en esta cuenta habrán dos columnas en las cuales se irán registrando todas las anotaciones. Estas columnas irán situadas a cada lado de la T, quedando a la izquierda de la misma una columna y a la derecha la otra. La columna de la izquierda será la zona de anotar todo lo relacionado con el debe y la columna de la derecha refleja cualquier haber de la cuenta.

Finalmente, hay que tener presente que las cuentas de activo incrementarán su valor a través de anotaciones en la zona del Debe y disminuirán su valor a través de las anotaciones en el Haber, además las cuentas de pasivo, incrementarán su valor mediante anotaciones en el Haber y disminuirán su valor mediante las anotaciones en el Debe.

Publicidad

Ad Block

Publicidad

Banner 300x600

Publicidad

300x250

Publicidad

Publicidad

Banner 300x250

Publicidad

300x600