Seleccionar página

Como las inversiones de valoración pueden ayudarte en tus finanzas

Como las inversiones de valoración pueden ayudarte en tus finanzas

Probablemente estés buscando la forma de vender una vivienda y asegurarte el máximo valor a la hora de negociar con un futuro comprador. En este contexto puede ocurrir un escenario de pesadilla para cualquiera que esté intentando vender su vivienda: una tasación que no muestra el valor que se esperaba por ella.

Una tasación a la baja puede conducir a un contrato de venta cancelado puesto que los prestamistas, generalmente bancos, no aprobarán una hipoteca por un valor superior al de la vivienda.

Ante este tipo de problemática se pretende dar una serie de consejos que ayuden a aumentar el valor de la vivienda:

  1. Pasos previos
  2. Reformas y mejoras en tu vivienda
  3. Movimientos inteligentes frente al tasador de inmuebles.

 

Analizando las debilidades: Pasos previos

¿Cuáles son las debilidades? ¿Qué carencia tiene la misma? ¿Tiene puntos fuertes? Resolver esta serie de cuestiones será de vital importancia antes de plantear cualquier tipo de reforma o renovación en tu vivienda.

Para ello será recomendable hacer una lista con los aspectos de mejora y otra con los puntos fuertes. El objetivo es ver de una forma mucho más sencilla las carencias para futuras reformas y las fortalezas para mostrárselas al tasador de viviendas de una manera exitosa, haciéndole de esta forma ver características que quizá no tuvo en cuenta.

Mejorando nuestra vivienda: Reformas Estructurales y Decoración.

Generalmente dos viviendas que se encuentren en la misma zona, con tamaño y estado similar tendrán un valor parecido por lo que si se quiere conseguir un precio superior podemos plantearnos dos opciones:

Reformas estructurales

  • Estas supondrán una mayor inversión por lo que es importante pensar el posible efecto que tendrá sobre el valor de tasación.
    • Dormitorios y baños: cambiar la distribución del domicilio y adaptarse a las demandas de mercado. Esto dependerá del tamaño de la vivienda, en numerosas ocasiones se tiene una vivienda grande con un número excesivo de cuartos de baños; como alternativa se podrá reducir ese número y adaptar ese espacio para agrandar otras habitaciones. La clave será una distribución óptima de las habitaciones.
    • Liberar espacio eliminando tabiques y pilares que sean innecesarios.
    • Instalaciones: Electricidad, calefacción… en este punto será útil contar con una calificación energética adecuada ya que tendrán un peso significativo sobre el valor de tasación.
    • Iluminación: Tener disponibles horas de luz te ayudará en la venta de tu casa. Los tasadores inmobiliarios se encargarán de valorar la orientación de la vivienda por lo que es aconsejable distribuir las ventanas para aprovechar la máxima luz natural.

En definitiva, cualquier pequeño arreglo que pueda mejorar tu vivienda te permitirá ofrecer una mejor impresión de cara a futuros compradores y tasadores de inmuebles.

  • Decoración

Es útil mencionar que este tipo de reformas difícilmente mejorarán la valoración inmobiliaria pero mejorará el potencial de venta de cara a los clientes. No obstante, no es estrictamente cierto que no mejorará la valoración inmobiliaria ya que dependerá en gran medida del tasador inmobiliario y de las características del mercado en sí.

Por tanto, el objetivo será hacer la casa más bonita estética y visualmente consiguiendo un ambiente agradable, limpio y espaciado. Aquí entrarán en juego factores como la pintura y los muebles.

Interactuando con el tasador inmobiliario: Movimiento inteligentes.

Cuando nos enfrentamos a una valoración que perjudica el precio de nuestra vivienda solemos interactuar con los valoradores de forma equivocada diciéndoles que su opinión o juicio de valor es erróneo. Con esta táctica no se conseguirás absolutamente nada.

Para obtener una segunda perspectiva tienes que proporcionar datos que puedan ser relevantes, así pues, necesitarás estudiar el informe de valoración para determinar si puedes ofrecer algo persuasivo.

  • Movimiento inteligente número 1: da una razón para cambiar de parecer.

Observa las comparaciones de casas similares que recientemente han cambiado de manos; El método de comparación de viviendas es uno de los métodos más utilizados por los tasadores para valorar un hogar.

¿Hay comparaciones discutiblemente más apropiadas? Si una casa de tu vecindario se vendió por un precio de valoración superior al tuyo traiga eso a su atención. Esta nueva información ha de ser valorada tanto por el banco como por el tasador.

Otra perspectiva que puedes hacerle entender es que su vivienda es una propiedad única, que no es comparable ya que no tiene la misma superficie y el mismo número de dormitorios.

Las casas comprables han de ser inmuebles que se han vendido en los últimos 90 días; Si el tasador utilizó algunas más viejas, resalta esta información.

  • Movimiento inteligente número 2: Resalte aquellos cambios realizados en su vivienda.

Como comentábamos anteriormente es posible que haya decido hacer una reforma o actualización de su hogar (baños, cocina, decoración, techo, instalaciones…) Señálalos; un tasador podría no haberse dado cuenta.

Mantente cerca de él cuando realice la valoración ya que será de gran utilidad para ambos; usted le hará ver el lado positivo y el tasador podrá obtener respuestas de inmediato a sus preguntas.

  • Movimiento inteligente número 2: Obtén un segundo juicio de valor.3

Obtener un segundo juicio de valor no va a garantizar el éxito pero en algunos casos puede funcionar.

Imagen de Portada / Pexels.com

Autor / Armando Martin Hernandez

Publicidad

Ad Block

Branded Content

Ad Block

Publicidad

Banner 300x600

Publicidad

300x250

Publicidad

300x250

Publicidad

Banner 300x250

Publicidad

Banner 300x250