Seleccionar página

Principales impuestos autonómicos

Principales impuestos autonómicos

Los impuestos constituyen una forma de financiación para las comunidades autónomas. Al margen de los impuestos estatales las comunidades autónomas cuentan con una legislación que les da la potestad de crear sus propios impuestos para poder financiarse.

Esto permite, por un lado, lograr una mejor situación en las regiones gracias a una mayor recaudación de impuestos, pero también complica algo más el panorama tributario, ya que los ciudadanos deben conocer los impuestos vigentes en cada región y cómo deben tributar en cada caso.

De cara a hacer la declaración de la renta es importante conocer los impuestos que se aplican en cada momento. Esta información la puedes obtener de una asesoría de empresas como puede ser Asesoría Gestiun Madrid, donde saben cómo hacer efectivos los impuestos en cada región.

Principales impuestos autonómicos

Te contamos, a continuación, cuáles son los impuestos autonómicos más habituales. Hay que tener en cuenta que en ciertos impuestos de ámbito estatal también se establecen algunas potestades para las comunidades autónomas.

Impuestos obligatorios

Entre los impuestos que pueden cobrar las comunidades autónomas se encuentran un grupo de impuestos que son obligatorios en todas las regiones. Se trata del impuesto de bienes inmuebles también conocido como IBI, el impuesto sobre actividades económicas (IAE) y el impuesto sobre vehículos de tracción mecánica (IVTM).

Impuestos potestativos

Existe un grupo de impuestos potestativos que son impuestos que no es obligatorio que establezcan las comunidades, pero que pueden adoptarlos las comunidades que así lo consideren. Entre estos impuestos se encuentran el impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras, el impuesto sobre el incremento del valor de los terrenos y el impuesto sobre gastos suntuarios.

Existen también ciertos impuestos estatales en los que las comunidades tienen cierta libertad para fijar los tipos impositivos y la escala de gravamen. Esto puede hacer que haya diferencias considerables para las empresas según la región o la comunidad en la que tributen.

Al margen de estos tributos existen otras figuras como cánones, recargos o impuestos ligados al medio ambiente que pueden ser establecidos por las comunidades autónomas. En el caso de los municipios no tienen la potestad de establecer impuestos, pero si pueden establecer recargos sobre impuestos locales.

Hay que tener en cuenta que la carga impositiva de las diferentes comunidades es diferente. De hecho, hay regiones donde los tipos impositivos de algunos impuestos son más bajos que en otras. Esto hace que el coste asociado a diferentes hechos imponibles llegue a ser bastante diferente entre regiones.

Un ejemplo lo podemos encontrar en Andalucía, el impuesto de sucesiones y donaciones es de los más bajos de España, por tanto, heredar en esta comunidad es más barato que hacerlo en otras.

Es importante tener presente estas diferencias en las tributaciones regionales a la hora de gestionar los impuestos tanto si eres un particular como si se trata de una empresa. En este sentido, las asesorías especializadas en impuestos pueden llevar un buen control de qué impuestos afectan a cada persona y cómo se debe tributar dependiendo de la comunidad en la que se encuentre.

Publicidad

Ad Block

Branded Content

Ad Block

Publicidad

Banner 300x600

Publicidad

300x250

Publicidad

Banner 320x50

Publicidad

300x250