Seleccionar página

¿Qué utilidad tienen las encuestas de clima laboral?

¿Qué utilidad tienen las encuestas de clima laboral?

El buen devenir de una empresa está directamente vinculado a los resultados. Sin embargo, la consecución de buenos números no sería posible si no se alinean una serie de circunstancias como son el buen clima laboral, condiciones monetarias satisfactorias, un ambiente de trabajo productivo y la posibilidad de conciliar el tiempo de trabajo con la vida social y laboral.

Todas las empresas deben atender el factor social a un nivel de importancia similar al de la productividad y los números económicos. Cuando un equipo de trabajo es capaz de desarrollar un buen clima laboral, positivo y respetuoso, el resultado es mayor nivel de eficiencia.

Hoy en día, el modo de medir ese buen ambiente entre compañeros es la realización de encuestas de clima laboral. Estas herramientas son de gran utilidad a modo de diagnosis para las áreas de gestión de empleados y para los líderes de una organización.

¿Qué es una encuesta de clima laboral?

Una encuesta de clima laboral es un cuestionario que completan todos los empleados o un grupo específico de trabajadores y que sirve para evaluar cuestiones como la satisfacción laboral dentro de la empresa, la comodidad en el puesto de trabajo y su compromiso con el proyecto.

Esta herramienta ayuda a la empresa a obtener una imagen más profunda de los empleados, a conocer cuál es su percepción sobre los modos de funcionamiento dentro de la compañía y valorar qué aspectos son mejorables: comunicación interna, entorno laboral, condiciones salariales.

Usar las encuestas en el día a día, como herramienta habitual, asegura el éxito de la organización. No se trata de bombardear a los empleados con estos cuestionarios, sino realizarlos cuando sea conveniente e ir introduciendo mejoras en la organización. De este modo, las encuestas sirven para comprobar si esos cambios promueven un mejor ambiente de trabajo y resultados positivos.

¿Cómo se realizan las encuestas?

La realización de las encuestas es una tarea que recae en el departamento de recursos humanos. En esa área, además, se puede echar mano de la tecnología, con software que ayuden a analizar los resultados y optimizar las mejoras.

Cuanto mejor diseñadas estén las preguntas, más certeros serán los resultados. No obstante, no siempre es fácil saber qué es lo que hay que preguntar. Hay asuntos a conocer que son de obligado cumplimiento, como la calidad del trabajo en equipo, la capacidad de liderazgo, las políticas salariales y de redistribución, las condiciones de trabajo o el grado de compromiso con la empresa.

Más difícil resulta incluir preguntas como las relaciones personales entre empleados, pues las respuestas van a ser muy objetivas y pueden resultar invasivas. Los trabajadores pueden pensar que qué sentido tiene saber cuál es la afinidad con sus compañeros.

¿Cuáles son los asuntos que hay que tratar en las encuestas?

Existe una amplia gama de temáticas por los que preguntar en estas encuestas. Algunos son de carácter más personal, centrados en lo que esperan los empleados de su paso por la empresa; mientras que otros guardan más relación con la convivencia con los compañeros o las condiciones de trabajo.

En el primer caso, aparecen cuestiones como qué pueden aportar los empleados a la empresa, cómo crecer profesionalmente dentro de la estructura jerárquica o si hay opciones de innovación y crecimiento.

En el segundo grupo se incluyen preguntas sobre el trato con los jefes, las opciones para hacer amigos o el grado de bienestar en la empresa, que tendrá que ver tanto con las condiciones salariales como con el confort en el trabajo.

¿Qué frecuencia es la más adecuada para realizar estos estudios?

No existe un ratio de realización de encuestas que sea el más apropiado. Esto va a depender de cada empresa. Lo que sí es deseable es encontrar una periodicidad que sea agradable para los empleados, de modo que no lo sientan como una actividad cargante.

Asimismo, es importante que la empresa tenga tiempo para introducir las mejoras que piden los trabajadores. Si se le consulta constantemente, con una frecuencia tan elevada como para no impulsar los cambios que piden, los cuestionarios acabarán resultando poco útiles.

Al final, el objetivo es medir el grado de satisfacción en los equipos de trabajo y, a partir de ahí, elaborar planes de acción que refuercen la sensación de bienestar en todo el grupo.

Publicidad

Ad Block

Branded Content

Ad Block

Publicidad

Banner 300x600

Publicidad

300x250

Publicidad

Banner 320x50

Publicidad

300x250