Converse sigue siendo la marca de los más exigentes

It girl, influencer, Instagrammer, da igual cómo queramos llamarles, está claro que son la mejor fórmula para las marcas y también el mejor escaparate para ver las novedades de los productos que se llevarán durante la temporada.

Desde que los grandes directivos de marketing se dieron cuenta de la importancia que tenían este tipo de perfiles para su público objetivo, gran parte de los presupuestos de las acciones de publicidad pasan por usar a personajes seguidos en redes sociales como maniquíes para los productos que quieren poner de moda.

Converse sigue siendo la marca de los más exigentes

Mientras que antes eran cuatro los nombres más destacados, cada vez son más los micro influencers que, con bastantes menos seguidores, pero sobre todo reales, aprovechan la cercanía con ellos para recomendar, desde la lealtad que permite no estar por encima de la propia marca, un producto u otro.

Y de estas acciones, no siempre de manera intencionada, hay que hablar de unos básicos. Las Converse. Blancas o de colores, con suela clásica o plataforma, pero suele ser parte de la gran mayoría de los looks más urbanos de los que han venido a revolucionar de nuevo el mundo de la moda.

Gracias a las novedades que van saliendo en cada colección, se pueden ir actualizando dichos looks, pero la comodidad y versatilidad de una marca que llevó allá por los años 70 un estilo de calzado de baloncesto a la calle, está por encima de las campañas.

De aquellas primitivas All Star a los modelos que va acumulando la marca año tras año hay un desarrollo en diseño tan increíble como inteligente. Desde suelas que se elevan para ir a la moda del momento, pasando por estampados y colores que respondan a la necesidad o al gusto de cada persona para hablar de su propia personalidad.

La reinvención en forma de bota para la temporada más fría ha servido de estandarte para dar paso a zapatillas que, aparte de su tradicional lona, incluían también piel sintética para calentar incluso los tobillos.

Además, desde que se apostara también por complementos tipo bolsos, mochilas o incluso gorras, la marca ha estado más presente en la calle que nunca. Porque hay marcas que cumplen años y parece que no tiran la toalla para seguir innovando.