Cómo influye la marca en la decisión de compra

La decisión de compra es un proceso mental inconsciente mucho más complejo de lo que a simple vista parece.

Aunque dependiendo del producto, unos factores tienen más influencia que otros, la marca es casi siempre un elemento que tiene un peso notable.

Todos asociamos a las marcas con una serie de valores y características y la percepción particular que tenemos de estas está muy presente en el momento de comprar un nuevo producto.

Sin embargo, la percepción de una marca es un concepto un tanto vago. Hay marcas que se especializan en algunos productos o sectores y otras más genéricas.

Cómo influye la marca en la decisión de compra

Es posible tener una buena percepción de marca y a la vez considerar que no es la mejor opción para un producto en concreto porque compite con otra especializada justamente en dicho producto.

Pero por mucho esfuerzo que hagan las marcas para crear estrategias de branding que refuercen la presencia de su marca en la mente del consumidor, hay factores que escapan a su control.

Uno de ellos es la experiencia personal previa.

En efecto, las experiencias son algo totalmente subjetivo, que cada persona interpreta según sus propios códigos mentales.

Si, por ejemplo, en el pasado he tenido una experiencia positiva con Toshiba porque en el servicio post venta me atendieron amablemente ante un problema con uno de sus productos y me dieron una solución rápida y eficaz, dicha experiencia va a marcar notablemente la percepción de esa marca.

Y si mañana tengo que comprar una copiadora, por mucho que Canon sea la marca de referencia en ese tipo de aparatos, es muy probable que eche un vistazo a las copiadoras Toshiba antes que a ninguna otra marca, ya que mi experiencia me indica que ante la aparición de un problema, se me dará la respuesta adecuada.