Seleccionar página

Invertir en una franquicia de hostelería de éxito

Invertir en una franquicia de hostelería de éxito

El crecimiento de los negocios de hostelería y restauración basados en el sistema de franquicia frente a los conceptos independientes es una realidad. Según algunos estudios 4 de cada 5 nuevos establecimientos de hostelería se realizan bajo el formato de franquicia.

La diferencia entre la franquicia y los negocios independientes se basa en las posibilidades que aporta esta exitosa fórmula de negocio. El emprendedor e inversor busca principalmente reducir al máximo el riesgo aumentando la rentabilidad. Esta máxima es la base principal de este sistema de negocio. La garantía que aporta montar un negocio contando con la experiencia del franquiciador es un elemento esencial. A esto se suman los procedimientos perfectamente marcados y definidos y el apoyo constante de una central con recursos. Por último, la formación es otro factor que hace que la franquicia sea un modelo en permanente generación de nuevos negocios.

Negocios de panaderías pastelerías

Dentro de la hostelería existen diferentes nichos en los que fijarse. Recientemente, las franquicias de panaderías y cafeterías han vivido un boom importante debido a los nuevos hábitos de consumo de la población y también a las nuevas capacidades tanto de producción como logísticas que permiten un producto de calidad a buen precio.

Este tipo de negocios buscan diferenciarse a través de una cuidada decoración del establecimiento generando un ambiente atractivo para el consumidor. Además, apuestan por una carta que permite el mayor número de horas posible de facturación. Para ello, necesitan una oferta y un espacio que permita ofrecer desayunos, almuerzos, comidas, meriendas y hasta cenas, en algunos casos.

Franquicias de tabernas y tapas

Otro de los ejemplos son las franquicias de tapas y tabernas. Estas marcas de restauración ofrecen negocios que combinan un producto tradicional con unos procedimientos perfectamente consolidados y estandarizados. Esto permite gestionar el establecimiento con facilidad y con una optimización de los recursos tanto en lo que se refiere a personal, al local (terraza, salida de humos…), así como a los altos márgenes del producto.

Un aspecto esencial en este caso es poseer un equipo que nos facilite apoyo en los diferentes aspectos que precisa un negocio de estas características en pleno siglo XXI: los mejores proveedores, las necesarias acciones de marketing, comunicación y redes sociales, al soporte legal para licencias, contratos, etc. Solo una central de franquicias puede realizar todas estas acciones al mínimo coste y con la máxima productividad para el nuevo hostelero.

Publicidad

Ad Block

Publicidad

Banner 300x600

Publicidad

300x250

Publicidad

Publicidad

Banner 300x250

Publicidad

300x600