Seleccionar página

¿Es caro para una empresa desplazar trabajadores a otros países?

¿Es caro para una empresa desplazar trabajadores a otros países?

¿Es caro para una empresa desplazar trabajadores a otros países?

En todos los sectores es habitual desplazar empleados de una empresa española a otro país, pero por la proximidad, uno de esos destinos más habituales es Francia. Por eso no es de extrañar que cuando una empresa quiere empezar a expandir su negocio por Europa comience por el país galo.

Aunque trasladar a un empleado a otro país es un proceso relativamente sencillo, es importante conocer aquellos aspectos legales y laborales necesarios para desplazar trabajadores con todas las garantías.

¿Por qué desplazar trabajadores a otro país?

El traslado de trabajadores fuera de nuestras fronteras es una práctica muy habitual en las empresas de nuestro país, ya que en ocasiones se requiere que alguno de sus empleados realicen sus labores fuera de España de forma temporal. Esto se debe a que por regla general el desempeño de los trabajadores españoles está muy bien valorado en el exterior y están considerados unos grandes profesionales.

Uno de los países europeos a los que se destinan más trabajadores españoles es Francia y este desplazamiento suele ser de carácter temporal, por lo que la estancia del trabajador no superará los doce meses. Este periodo de tiempo establecido se debe a que se entiende que el empleado se traslada para realizar un proyecto puntual con un objetivo específico.

Son muchos los beneficios que encuentran los negocios extranjeros cuando requieren de los servicios de las empresas españolas, algunos de ellos son los costes de las cotizaciones laborales, ya que la Seguridad Social en España tiene unos gastos menores que en otros países de Europa.

¿Es fácil desplazar un trabajador a Francia?

Una de las primeras cosas que debemos tener claras en el desplazamiento de trabajadores es que estos siempre van a mantener el contrato de trabajo vigente en España, por lo que seguirán cotizando en nuestro país.

Si como hemos hablado anteriormente, el destino elegido es Francia, lo mejor es tener unos expertos en jurisdicción francesa, ya que es un país con una normativa muy exigente, lo que puede complicar los trámites necesarios para el traslado del trabajador. Estas son algunas de las características de los desplazamientos de los empleados a Francia:

  • Ley Macron: para evitar el dumping social esta ley obliga a que las empresas españolas dispongan de un representante en Francia que conozca bien el idioma y que resida en ese país.
  • Requisitos laborales: cuando un trabajador español está desplazado en Francia debe tener las mismas condiciones laborales y económicas que el resto de trabajadores del país. Esto significa que mientras trabaje en Francia sus derechos laborales serán los recogidos en las leyes francesas según el convenio laboral aplicable (salario, horas extraordinarias, festivos, descansos, prevención de riesgos, etc.).
  • Trámites previos: antes de poder enviar al empleado de la empresa a Francia hay que solucionar ciertos trámites como certificar que los trabajadores tienen su contrato laboral español vigente. En el caso de que el traslado sea en el sector de la construcción también hay que hacer otras declaraciones específicas.

¿Por qué es necesario asesoramiento para desplazar trabajadores a Francia?

Contar con el asesoramiento adecuado para trasladar los empleados a trabajar a otros países fuera de España es primordial, ya que si no se cumplen los requisitos legales que se demandan para desarrollar su trabajo la empresa puede enfrentarse a una infracción. Estas multas pueden conllevar un importe de 4.000 euros por cada empleado trasladado y por cada falta que se penalice. Hay que tener en cuenta que en el caso de que se produzca un problema entre dos empresas (una del país de origen y otra a la que el empleado va destinado) la responsabilidad suele recaer en la empresa española. Aunque la empresa receptora debe comprobar que toda la documentación obligatoria está en orden.

En ocasiones, si el traslado se hace con empresas subcontratadas, la empresa francesa contratista es quien se ofrece a realizar los trámites necesarios. Es en estos casos si hay algún tipo de irregularidad en los trámites es la empresa francesa quien corre mayor riesgo de ser multada a través de una inspección de trabajo de las instituciones galas. Sin embargo, cuando suceden este tipo de infracciones, es la empresa contratista (la francesa) quien se hace cargo de pagar esa multa, pero ese importe se deducirá cuando tengan que pagar a la empresa española.

Para evitar este tipo de riesgos lo ideal es que la empresa española tenga la asistencia de especialistas en este tipo de trámites que les ayuden a gestionar todo el proceso de traslado del empleado. Si se cuenta con abogados expertos en desplazamientos a Francia, la empresa contará con un asesoramiento jurídico y administrativo que garantice que el desplazamiento del trabajador se produce correctamente cumpliendo con todos los requisitos que exige la ley. Estos servicios incluyen también la búsqueda del alojamiento para los empleados.

Publicidad

Ad Block

Branded Content

Ad Block

Publicidad

Banner 300x600

Publicidad

300x250

Publicidad

Banner 320x50

Publicidad

banner 300x250

Publicidad

300x250