Estar guapa no tiene por qué ser caro

Que para presumir hay que sufrir, está claro. Pero ¿Quién dice que además haya que dejarse mucho dinero?

La realidad es que, con un poco de ingenio, puedes estar guapa sin que se te vaya el sueldo en ello, solamente hay que saber aprovechar las oportunidades a tu alcance.

No te dejes impresionar por la publicidad, para que una crema hidratante sea buena no necesita ser cara. ¿Sabías que la mejor crema hidratante se vende en Lidl y cuesta 2´99?

Tampoco tienes necesidad de acudir a rayos UVA si tienes una terraza o hay una azotea en tu edificio. Aprovechando las horas de sol para tumbarte y coger un poco de color puedes ahorrarte ese gasto.

Otra partida en la que se nos va mucho dinero es en llevar bien el pelo. Pero no hay necesidad de pagar esos precios desorbitados cuando en muchas academias se realizan prácticas de peluquería y puedes aprovecharte de ello para obtener un corte de pelo gratuito.

Estar guapa no tiene por qué ser caro

En cuanto a productos de higiene, comprar marcas blancas y tamaños familiares te ahorrará mucho dinero al cabo del año.

¿Que no te llega para la cuota del gym? La realidad es que hay infinidad de rutinas de ejercicio para las que no necesitas más que tu cuerpo.

Basta con que busques alguna app que incluya este tipo de entrenamiento y que tengas la constancia y disciplina necesarias como para seguir las rutinas, y los resultados aparecerán igualmente. ¡A coste cero!

Como puedes comprobar, sí es cierto que estar guapa requiere cierto nivel de sufrimiento, pero desde luego el dinero o la falta de él no puede ser nunca una excusa para no estar guapa.

¡Si quieres, puedes!