Seleccionar página

Electrodomésticos caseros y maquinaria de hostelería, ¿qué diferencias hay entre ambos?

Electrodomésticos caseros y maquinaria de hostelería, ¿qué diferencias hay entre ambos?

Hoteles, restaurantes, bares y viviendas tienen algo muy en común: el uso de electrodomésticos. El mundo de la restauración y la hostelería en general necesita una maquinaria especializada que sirva para poder llevar a cabo tareas como cocinar o incluso preparar un café con la mayor eficacia y rapidez posible. Hay quienes pueden pensar que, ciñéndonos al fin de su uso, pueden ser algo que encaje también con los electrodomésticos que podemos tener en casa, pero las diferencias que hay entre ambos mundos es, valga la redundancia, un mundo.

Tan solo hay que echar un vistazo a la red para darse cuenta de ello. En su página web (https://fibraclim.com/), Fibraclim tiene toda la maquinaria para hostelería, el equipamiento de hostelería necesario para montar cualquier negocio dentro de este sector. En su catálogo, además de observar una gran variedad de propuestas, se pueden ver con total claridad las primeras diferencias evidentes entre cualquier electrodoméstico casero y uno profesional.

Aun así, es conveniente discernir todas y cada una de las diferencias que hay entre ambos campos para ver exactamente de qué son capaces cada uno de estos electrodomésticos. Muchos han intentado optar alguna vez por una solución profesional para incluirla en su casa, en su cocina o en cualquier parte del hogar, y a veces han podido salir muy beneficiados de ello. Pero lo cierto es que esos casos son los que menos se suelen ver.

¿Cuáles son las principales diferencias entre los electrodomésticos caseros y los de hostelería?

Hay muchas diferencias que se ven a simple vista, pero, si vamos a comparar electrodomésticos caseros con maquinaria de hostelería, los factores claves que separan ambos campos son los que vamos a explicar aquí. Cuatro factores esenciales que dejan claro que ambos tipos de productos tienen fines muy diferentes, a pesar de tener también mucho en común.

Tiendas en las que se compran

Comprar electrodomésticos es cada vez más sencillo. Puedes comprar electrodomésticos online tanto si buscas algo orientado al hogar como si quieres maquinaria para hoteles, bares o restaurantes. Los proveedores y distribuidores también se han adaptado al siglo XXI y ofrecen sus productos a través de páginas web como Kyeroo, con enormes catálogos repletos de calidad; pero es algo rarísimo encontrar en un mismo lugar electrodomésticos para una casa que para un servicio profesional.

No vas a encontrarlos en los mismos lugares, lo que ayuda a tener más claro qué tipo de soluciones tienen fines domésticos y cuáles están orientadas más a un ámbito especializado como puede ser el sector de la hostelería. Es una diferenciación tan clara como necesaria, de ahí que se encuentren en establecimientos diferentes.

Precios

El precio es otra de las grandes diferencias que se ven entre ambas gamas de productos. Evidentemente, todo aquello destinado al hogar será mucho más económico que lo que tiene como objetivo utilizarse en un negocio. En una vivienda, el nivel de gasto relacionado con los electrodomésticos debe ser menor, dado que no tiene como objetivo explotarlos con fines lucrativos.

En un negocio como un restaurante, toda esa maquinaria profesional cuesta mucho más dinero. En primer lugar, porque se va a amortizar a través del servicio prestado; en segundo lugar, porque suele ser más grande y ofrecer unas prestaciones que están muy por encima del consumo habitual. Se utilizan para servir a un gran número de personas, por eso son, lógicamente, más caras.

Consumo energético

La cantidad de electricidad que consumen los electrodomésticos caseros es muchísimo menor a la que pueden consumir las máquinas de hostelería. Tan solo hay que pensar en una plancha para cocinar doméstica, que suele ser pequeña, fácil de llevar y apenas consume electricidad; y compararla con una industrial que se pueda ver en cualquier cocina profesional, mucho más grande, con capacidad para más piezas y con unas resistencias internas que implica un consumo que puede cuadruplicar el de la vista en el hogar.

Son máquinas que van a estar funcionando durante muchas horas y que están pensadas para llevar a cabo una actividad constante, por eso, su consumo es mucho más elevado, dado que también deben facilitar una mayor producción. No es lo mismo, por ejemplo, cocinar para dos personas que para cincuenta. La diferencia es clarísima.

Vida útil

Los electrodomésticos de carácter industrial, es decir, orientados al uso como maquinaria de hostelería, suelen tener una vida útil mucho más prolongada que los electrodomésticos caseros. Aunque estos últimos pueden ser también muy duraderos, los primeros han de permanecer en activo durante más horas y más tiempo en general, dado que la inversión que requieren también es mayor.

Pueden duplicar perfectamente la duración de cualquier electrodoméstico de casa con bastante facilidad, teniendo una durabilidad exageradamente prolongada. Algo bastante positivo para los compradores que llevan negocios de hostelería y que marca otra gran diferencia con respecto a los productos pensados para el hogar.

Todo esto sirve para marcar la línea que separa ambos tipos de producto de forma clara y directa. También se podría entrar a valorar los tipos de máquinas que hay dentro de los electrodomésticos caseros y los industriales para serguir marcando más las diferencias, pero, con lo explicado hasta ahora, es más que suficiente para saber qué hay de distinto entre ambos tipos.

Publicidad

Ad Block

Publicidad

Banner 300x600

Publicidad

300x250

Publicidad

Publicidad

Banner 300x250

Publicidad

300x600