Recomendaciones a la hora de contratar un seguro para autónomos

Al ser autónomo es común que surjan muchas dudas con respecto a la forma de llevar la vida en el plano laboral y personal, sobre todo cuando se trata de la elección de un seguro. En este caso, tenerlo no es algo complicado, pero sí es importante saber cómo escoger el mejor según cada necesidad.

Un seguro se concibe como la alternativa que tenemos como ciudadanos para estar respaldados en materia de salud, finanzas, vejez o ante la ocurrencia de cualquier inconveniente. Debido a que la mayoría maneja cuotas de pagos cómodas, resulta muy factible realizar los abonos de forma regular.

Como existen muchísimas empresas aseguradoras y cada una tiene a bien presentar distintos planes en función de si entrarás solo o con la familia, además de tener en cuenta si estás contratado por una empresa o eres autónomo, es recomendable revisar las mejores sugerencias al respecto.

En cuanto a los autónomos, siempre es posible revisar un ranking de los mejores seguros para autónomos, pues te da la posibilidad de valorar de forma individual las características de cada uno y los beneficios que se obtendrán en torno a la forma de vida y el nivel de ingresos.

Éstos pueden agruparse según se trate de seguros de salud, de vida o para hacerle frente a accidentes, por solo nombrar algunos. Pero también se toman en consideración aquellas propuestas que aplican de forma obligatoria para el libre ejercicio, como el de responsabilidad civil o el de comercio.

En todo caso, los autónomos deberán tener mucha precaución en el tema del tipo de trabajo que realicen, a sabiendas que un trabajo que conlleve riesgos necesitará de un buen seguro sí o sí, para evitar problemas futuros ante la exposición constante a la que se ve sometido cada persona.

Por otro lado, a la hora de elegir un seguro habrá que considerar para quiénes está pensado, pues en relación con la cantidad y el tipo de personas que se incluyan, existirá una variación en los planes y las cuotas a pagar.

En este sentido, muchas empresas aseguradoras aplican una cuota más elevada cuando se incluye a un titular o cónyuge en edad reproductiva, por ejemplo. De la misma forma, cuando se incluyen a los padres y éstos superan determinada edad, que hacen que el riesgo de cualquier siniestro sea mayor.

Recomendaciones a la hora de contratar un seguro para autónomos

Las coberturas

Parte de saber como elegir un buen seguro para autónomos en Sector Asegurador es tomando en consideración las coberturas ofrecidas y valorar la forma en que éstas pueden serte de utilidad bajo ciertos panoramas.

Los seguros también se pueden orientar a muy distintos aspectos como los vistos anteriormente, pero también atendiendo a otras áreas como las jubilaciones o de baja laboral, situaciones en las cuales el autónomo podría sufrir importantes daños patrimoniales ante la imposibilidad de ejercer sus funciones de forma cotidiana.

El asunto está en que puedas determinar, con exactitud, qué tipo de beneficios obtendrás después de darte de alta y también conocer los posibles añadidos a incluir en un futuro, en caso de que hagan falta.

Los seguros no solo tienen la capacidad de ofrecerte un respaldo a la hora de sufrir cualquier accidente o enfermedad, sino que en caso de un problema que genere invalidez permanente o la muerte, los beneficiarios tendrán oportunidad de recurrir al pago de la indemnización que corresponda.

En muchos casos, las personas recurren a la contratación obligatoria de un seguro de vida para poder obtener un crédito hipotecario. Aunque sea tu caso como autónomo, siempre es importante conocer cuáles son los beneficios de los que podrás disfrutar, a sabiendas de que ninguno de nosotros está exento de sufrir cualquier inconveniente de salud.

El tipo de seguro

Los seguros tienen distintas modalidades de trabajo. Incluso en los que se refieren a seguros de vida, existen algunas variantes que hace falta conocer para elegir con seguridad, por lo que tener el asesoramiento para contratar un seguro para autónomos se hace fundamental.

Otro buen dato es que un servicio de asesoría te puede facilitar los trámites y procesos que deberás llevar a cabo para contratar. Incluso, tú no tendrás necesidad de perder largas horas del día revisando lo que uno y otro tienen para ofrecer y comparar, sino que un asesor te facilitará la mejor opción según tus necesidades particulares.

Pero no está de más que dispongas de nociones elementales en la materia, pues son las que te harán valorar positiva o negativamente una asesoría.

En este sentido, hay que aprender a diferenciar que existe, por ejemplo, un tipo de seguro de vida conocido como de riesgo. Éste tiene la finalidad de servir como respaldo a los miembros de la familia, en caso de que el contratante presente algún problema que le impida producir dinero para su manutención. En estos casos, son ellos quienes obtienen el beneficio de cobro en caso de que el autónomo fallezca.

Pero también está el de ahorro. Éste se presenta como una opción cuyo beneficio será obtenido por el propio contratante en el momento de que el plazo venza, de forma que pueda utilizar ese dinero en lo que tenga planificado.

El dinero asegurado

Por último, será indispensable conocer la cantidad de dinero que tendrás asegurado con el plan que has contratado, a fin de que cada persona conozca los beneficios a obtener.

Cuando se trata de un seguro de riesgo, por ejemplo, es importante considerar el tiempo que la familia del autónomo podrá necesitar para recuperarse de la situación y reinventarse una nueva forma de obtener ingresos. Por ello, la propuesta es que el importe a asegurar sea de un sumatorio similar a los gastos familiares durante un período de 3 años, aproximadamente.

Con todos estos datos ya no tendrás mayores problemas para determinar cuál es el mejor seguro en tu caso, a sabiendas de que lo mejor para uno puede que no lo sea para otro y que elegir con conocimiento de causa es clave para no llevarse sorpresas más adelante.