Seleccionar página

Consejos para hacer un gran catálogo de productos

Consejos para hacer un gran catálogo de productos

Los catálogos de productos son recursos de marketing muy valiosos, ya que resultan muy efectivos para todas las fases del funnel de venta, desde para la propia captación hasta para la fidelización de clientes, al ser capaces de incitar a estos a hacer una llamada, visitar una web o realizar una compra en una tienda online. Además, la buena presentación de un catálogo no solo contribuye a la consecución de los objetivos referidos, sino que también repercute en un aspecto tan importante como es la imagen de marca.

Por todo lo referido, es fundamental cuidar mucho su elaboración e impresión, resultando imprescindible recurrir a una imprenta profesional de experiencia y solvencia acreditadas si se quiere conseguir un resultado de calidad que propicie que el producto sea efectivo a todos los niveles.

Para asegurarnos esto, hay que optar por un servicio que disponga tanto del personal especializado como de los recursos tecnológicos requeridos. Además, una adecuada elección de la imprenta garantiza desde la obtención de un buen asesoramiento personalizado para cada una de las fases del proyecto, hasta que el mismo sea una realidad con las características deseadas y en el plazo de tiempo estipulado.

Recomendaciones para hacer un catálogo de productos

A continuación, te vamos a hacer una serie de sugerencias muy valiosas para realizar un catálogo de productos para tu empresa o negocio, ¡toma buena nota y podrás extraer todas las potencialidades de esta fantástica herramienta de marketing offline!

La planificación de objetivos

Lo primero que habría que definir es el ‘buyer persona’ al que va dirigido el catálogo, esto es un perfil detallado del comprador que puede estar interesado en la adquisición de los productos que aparecerán. Una vez prefigurado este, es muy importante que el catálogo le cuente una historia que le inspire, ya que los seres humanos somos muy permeables a los relatos que nos atrapan, y esta conexión es la que nos hace querer seguir hojeando páginas tanto si se trata de una revista como de un catálogo.

A más interés en el contenido mayor probabilidad de que los usuarios visiten una tienda física u online, generen un lead, realicen un pedido o cualquier otro objetivo que se tenga con la utilización de un recurso como este.

Elección de los elementos de diseño

Es muy importante elegir bien elementos como imágenes, tipografía, etc. El texto aunque sea escaso deberá ser de una misma familia de fuentes en el caso de que haya variaciones en su formato, que en ningún caso habrán de comprometer su legibilidad. Mientras que las imágenes deberán tener una buena calidad, con resoluciones que nunca bajen de los 300 ppp, para evitar el peligro de pixelación.

La existencia de imagenes de calidad ayuda tanto a hacer los productos atractivos como a erigir un buen branding de marca, aspectos capitales para que el catálogo sirva a los fines para los que es concebido.

Igualmente, un aspecto básico también es la óptima utilización de títulos, subtítulos, imágenes y gráficos para organizar la información y realzarla, guiando al público hacia los aspectos importantes que se quieren resaltar.

Características del catálogo

A la hora de establecer la morfología, el tamaño, el material, la encuadernación y otras características físicas del catálogo hay que valorar cómo se va a distribuir, ya que no es lo mismo si se va a utilizar un canal como el correo, va a estar disponible en una tienda física o por ambas vías, que es lo ideal; por lo que teniendo presente esto todo puede optarse por adaptar las medidas al envío postal, o bien por crear un catálogo para este y otro para la entrega directa en el establecimiento.

Elección del papel

Dentro de la elección de los elementos constitutivos del catálogo resulta particularmente relevante el papel por el que vamos a decantarnos. Así, hay desde modalidades brillantes estándar, ideales por ejemplo para la impresión en cuatrocomía de páginas interiores, hasta el papel mate 80#, que aporta una base opaca que permite que la tipografía resulte muy nítida y sencilla de leer, mientras que acabados como el Gloss Cover que resalta especialmente las imágenes son una opción perfecta para la portada.

Revisión del archivo para la impresión

Cuando el catálogo esté diseñado y el archivo preparado para la impresión nunca va a estar de más echarle un nuevo vistazo con detenimiento. Además, es de mucha ayuda que lo revisen varias personas, ya que así es más fácil que no pasen desapercibidos errores de tipografía, erratas en los textos, discrepancias, etc.
Normalmente, el formato de archivos que se elige para la impresión de catálogos es el PDF, pero también pueden aceptarse muchos otros, desde DOC, JPEG o PNG hasta TIFF o PPT.

Esperamos que te hayan sido de utilidad estos consejos para hacer un catálogo de productos y que este sea un excelente gancho para captar clientes, impulsar tus ventas y potenciar tu branding de marca.

Publicidad

Ad Block

Branded Content

Ad Block

Publicidad

Banner 300x600

Publicidad

300x250

Publicidad

Banner 320x50

Publicidad

banner 300x250

Publicidad

300x250